{"status": "failed"} Luto invade a Perú por la muerte de Marco Aurelio Denegri

Fallece el intelectual peruano Marco Aurelio Denegri

Perú se viste de luto por el fallecimiento de Marco Aurelio Denegri, conductor de televisión e intelectual de destacada brillantez, a sus 80 años de edad . La información de su muerte fue comunicada el día 27 de julio por Hugo Coya, presidente del (IRTP) Instituto Nacional de Radio y Televisión.

Desde el mes de mayo, Denegri presentaba problemas de salud vinculados a enfermedades gastrointestinales que rápidamente fueron degenerando en complicaciones renales. En vista de que no se veía mejoría alguna, fue trasladado al centro de salud Essalud, donde fue atendido durante sus últimos días, mostrando una aparente recuperación. Sin embargo, la salud de Denegri empeoró repentinamente, lo que produjo su muerte en pocas horas.

Marco Aurelio Denegri: un intelectual integral

Denegri figuraba como uno de los intelectuales más prolíficos de la república, exhibiendo una gran competencia en muchas áreas del conocimiento.

En 1970 tuvo el cargo de director en una revista científica llamada Cultura Sexual Fascinum, cuya primera edición fue lanzada en 1972. En el marco de este proyecto, Denegri destacó por sus investigaciones en el campo de la sexología.

Se desempeñó como periodista desde 1973, y condujo programas televisivos y de radio en el período comprendido entre 1997 y 2000. Luego renunció a ese campo, para abordar temáticas culturales, y estuvo a cargo de emisiones televisivas que gozaron de mucho éxito en el Perú hasta su muerte.

También contribuía frecuentemente con artículos para varios periódicos peruanos. Incluso, hasta poco antes de que su salud se agravase, escribía para el famoso diario nacional El Comercio.

Denegri afirmaba haber estudiado en múltiples universidades, pero no le adjudicaba su esmerada educación a ninguna institución específica, pues se consideraba a sí mismo un autodidacta. Escritor asiduo sobre diferentes tópicos, demostraba su gran competencia e interés por el saber. Afortunadamente su reconocimiento se ha hecho en vida y se conmemora con afecto.