Se reemplazan las piedras memoriales del Holocausto en Múnich

Se cumple otro año desde el holocausto y sigue habiendo discusiones al respecto

Cada año se hace un evento a modo de memoria sobre los sucesos trágicos de la Segunda Guerra Mundial. Entre los episodios que son rememorados, el holocausto no puede faltar. Precisamente, el epicentro de todo el evento se concentra en dicho tópico.

Alrededor de Europa se han hecho distintos tipos de homenajes para preservar la memoria colectiva de estos sucesos. En el caso de Munich, se han colocado piedras grabadas en el suelo con el nombre de los familiares frente sus antiguas casas. Estas estatuillas tienen varios años representadas de esa manera y ha sido un gesto por parte de las autoridades alemanas que se ha preservado por años.

Algunas autoridades de la comunidad judía no encuentran agrado en este método de preservar los recuerdos de sus antepasados. Dice Charlotte Knobloch, líder de la agrupación judía bávara, que no es la forma correcta de hacerse y que deben ser reemplazadas, ya que las personas pueden pisar estas piedras y se llenan tanto de polvo como suciedad, lo cual es incoherente con el motivo original.

Decisiones por parte de los locales alemanes

Este tema ha acarreado polémicas por los habitantes de Múnich. Algunos locales afirman que se deben dejar las piedras como símbolo de respeto a la ciudad y la historia. Precisamente, se han colocado estos grabados de piedra en el suelo porque se encuentran frente a las casas de aquellos que solían vivir en ellas. Fue pensada esta iniciativa de tal modo que siempre hubiese evidencia de su vida en la localidad; removerlas suprimiría la propuesta.

Más de cien mil firmas fueron recabadas en Múnich según el noticiero Deutsche Welle. Se han colocado placas memoriales en la ciudad como muestra de respeto.

Al tratarse de una diatriba cultura, es difícil llegar a un común acuerdo. Se siguen reportando discusiones al respecto por muchos residentes de la ciudad del sur alemana.