Empresarios peruanos en Venezuela viven momentos de crisis

El panorama de la Venezuela de los años ochenta, cuyas características pintaban un destino atractivo para los inversores peruanos, hoy se presenta completamente adverso. La crisis de este país, lugar que alguna vez figuró como la tierra en donde todo era posible, ha hecho que los peruanos deseen regresar a su país después de 30 años de haber migrado.

Luis Huaytalla, como presidente de la Asociación de Micro y Pequeños Empresarios Peruanos en Venezuela (AMPEV) se pronunció al respecto. Huaytalla aseguró que 17 compatriotas, incluyéndolo a él, se encuentran en un momento de mucha precariedad.

Según lo que comunicó el peruano, durante la época de bonanza en Venezuela, los empresarios de su país trabajaban con una nómina de quince o más empleados, sin embargo, ahora se enfrentan a la posibilidad de cerrar sus negocios, teniendo que recortar el personal a solo dos empleados.

Huaytalla viajó a Lima en representación de la asociación, con la finalidad de solicitar la ayuda del gobierno peruano, explicando que su empresa había tenido un gran éxito en Venezuela, había hecho una vida increíble con su esposa e hijos, pero ahora se declaró en quiebra y su familia corre un grave peligro.

El tortuoso retorno

El empresario alegó que ni siquiera puede pagar cuatro dólares al mes a sus empleados, pues de ganar quince mil dólares mensuales, solo le queda una pequeña entrada de dinero para sobrevivir. Por esta razón, los peruanos piden al gobierno ayuda para regresar a sus países y ser reinsertados en la sociedad como empresarios.

El objetivo de Huaytalla es que sus compatriotas puedan establecerse de nuevo en el Perú apegándose a la Ley del Retorno. Desde el mes de febrero está haciendo todos los trámites necesarios para lograr su finalidad, reuniéndose con César Enrique Bustamante Llosa, Director de Comunidades Peruanas en el exterior.